La bahía y playas de Río de Janeiro

Las imágenes pueden herir la sensibilidad de los que viven el invierno, ojo!!! —

(Mi admiración y solidaridad por los tres policías muertos en la costa de La Coruña)

Hola compañeros,

Por fin descanso en un paraje idílico relativamente cerca de la hermosa bahía de Rio de Janeiro.

Digo por fin, pues a pesar de las advertencias recibidas sobre los kilometrajes en el país carioca, tomé una mala decisión sobre la ruta de vuelta, tras mi breve visita a Presidente Prudente, que me ha obligado a conducir casi dos mil quinientos kilómetros en cuatro días.

El problema no radica solamente en la cantidad de kilómetros realizados, sino que a medida que vas conociendo la forma de conducción de estos Ayrtons Sennas, empiezas a comprender que te encuentras en el Bronx automovilístico y que aquí impera la ley de la cabra de la legión. Agradezco profundamente que mi mujer no se encontrase de copiloto para realizar  alguno de los trayectos mas sinuosos, porque el – frena, cuidado con ese, que brusco, qué pitas, frena-, iban a ser irremediables por su parte,  y aquí hay que ir “casi” como ellos, a saco Paco, si hay que adelantar con doble raya continua, se adelanta, y si hay que adelantar con doble raya continua viendo que viene uno de frente, se adelanta igual, ya se apartará, puta chaladura,  no es de extrañar que este país tenga el dudoso honor de ser de los de mayor siniestralidad vial del mundo, menudos rodavías…

Ahora estaré descansando unos días en un pueblecito pesquero llamado Angra dos Reís y permaneceré alojado en una pousada preciosa, llamada Jamanta., que para los que penséis conocer el litoral  de Río, es súper recomendable, pues cuenta entre otras facilidades con embarcadero propio para que te vengan a recoger los barquitos para ir a conocer las cientos de islas que pueblan esta maravillosa costa.

Los alegres cariocas pueden presumir, ciertamente, de poseer uno de los litorales más bellos que yo haya visto, en cada esquina de la angosta carretera que une Santos con Río, te aparece una postal tras otra,  me parece alucinate como la frondosa vegetación tropical de la Serra, se funde con el océano de manera sutil. Las playas las puedes elegir a tu libre albedrío, calas solitarias, grandes, abarrotadas de guapos garot@s, tranquilas, surfeiras, hay opciones para todos los gustos o intenciones.

En cuanto a su gastronomía, creo que desgraciadamente, Perú me ha situado el listón demasiado elevado, no es que aquí  se coma mal, pero es que mi anterior destino es uno de los paraísos para los que disfrutamos del buen yantar, y de todos es conocido, que a Brasil, muchos vienen a incar el diente más bien a otras cosas…

Aquí he comido mucho frango grelhado, feijaodas, picanha (punta trasera), hacen muy buenas pizzas en hornos de leña y he probado algún pescado nuevo, para mi como el dorado, pero salvo en los buenos restaurantes no me he encontrado por el momento nada que me llame especialmente la atención, tendré que esperar a Río, a donde llego el próximo sábado, para ver si me encuentro con algo sorprendente pero que no tenga que ver con la colapsación de edificios.

Como para muchos de vosotros es conocido, soy un auténtico culo inquieto, y esto de permanecer sin menearme, me hace añorar en demasía a los míos. Es lo que hay, el que algo quiere, algo le cuesta, espero que el rus final en ciudad del sambódromo, me haga venirme arriba y pueda despedirme de este grandioso y alegre país como se merece.

Un abrazo,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Amazonas, General, Río de Janeiro y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La bahía y playas de Río de Janeiro

  1. Mª José dijo:

    ¡Hola Antonio! Cuando Pilar me comentó tu nueva aventura por Perú y Brasil me dió una sana envidia pero ahora leyendo el blog me muero de envidia, hace cuatro años cambiamos Perú por Mexico y aunque me gustó, viendo lo visto fue un error,…. para otra vez será .Eres un afortunado,pasatelo muy bien, aprende un montón de cosas y siguenos contando este maravilloso viaje. ¡Ojo con las curvas que son muy peligrosas! (las de la carretera mal pensados).Cuidate y disfruta mucho.

  2. David Lousa Reventós dijo:

    He estado viendo las fotos, que bonito, bien te mereces parar un rato disfruta del entorno y la tranquilidad. Por cierto la perilla te queda de pena.
    Un abrazo.

  3. David Lousa Reventós dijo:

    Que carallo, diches unha volta, será por kilómetros y por pasta. Descansa y coge fuelle que lo vas a necesitar en Rio. Hoy degustación para 40, te eché de menos pero todo bien. esperemos que sean al menos 500.

  4. Yamamooooootoooooo!!!!!! Arriba ese ánimo carallo!!!!!! Nos hemos acordado de tí, la gente que te quiere y ha estado por Madrid Confusión… éste año no ha sido tan “confusión” aunque el martes metí en mi casa a 75 energúmenos… en fin, que disfruta y sigue haciendo fotos ricas… ya veo que has comido bastante mejor que yo en Río, eso está bien… Un fuerte abrazo!!!!

Responder a sergiochefwear Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s