Río de Janeiro y otras reflexiones de la infancia

Hola compañeros!

Después de hacer más kilómetros de los que contaba en un principio, he llegado por fin a la alegre ciudad de Río de Janeiro. Cuando aún era un adolescente, su nombre me hacía hinchar pecho y fardar con los compis de clase, que el last name de mi madre, fuese el mismo que la ciudad tan bonita que podíamos ver por la tele y que contaba con el estadio de fútbol más grande del mundo, el gran Maracaná. Pero un día, todo esto se vino al traste, al enterarme que tenía el mismo apellido que yo, un distinguido intelectual, cuya mejor obra se titulaba “In-prezionante”, y que saltaba a los ruedos, para que cientos de paletas le tirasen sus sujetadores y bragas como sus trofeos más importantes. Menuda tirria de coincidencia de nombre familiar, y como dicta la famosa ley de Murphy, la cosita aún se puso peor con la dichosa coletilla de “me río de Janeiro”, que terminó por convertir una distinción infantil, en una tocada de mis orgullos colgantes, que lógicamente fue superada con el tiempo.

Bueno, que mais da, lo importante es que ya estoy aquí, y pese a que el tiempo está un poco travieso, lo tengo todo para disfrutar de una de las ciudades más divertidas de todo el planeta. En la primera toma de contacto, todo va según los planes e incluso con alguna grata sorpresa, como el restaurante Aconchego Carioca, que me recomendó mi amigo Edorta, y en el que he descubierto los mejores fritos de todo Brasil, y a la mejor anfitriona de esta ciudad, Katia, excelente cocinera, pero mucho mejor persona, también fue de mi agrado el restaurante que en Copacabana me sugirió Salomé, que me recordó al Canalla de nuestro amigo Ducho en Sada, salvando distancias, y donde he podido disfrutar de la mejor carne que hasta el momento me he zampado en este país singular. Mañana os seguiré contando, que muy bien me he ganado pimplarme unas caipiriñas.

Ata mañan.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General, Río de Janeiro y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Río de Janeiro y otras reflexiones de la infancia

  1. EARVING dijo:

    Hola Tío Antonio: parece que Brasil no te ha seducido especialmente por la comida. Acuérdate del Rodicio, que estaba en un callejón que unía la C/ Real con la Galera, allí suplantó el venerado templo que llegó a ser el auténtico LINAR, las tortitas con nata y los camareros a la antigua usanza, sólo le faltaba la bola giratoira dorada de las discotecas…. El mayor reclamo del Rodicio, fue que trabajaba un primo de Bebeto y que pinchaban la carne en una espada, al principio servían la de mono, más dura que una piedra y dejaban la vaca para el final cuando estabas “cheo” Creo que en síntesis eso es lo nos estás mostrando del BRASIL- FOOD. Igual que el año pasado, en tu viista a Chicago, se sugerí que fueses al Spectrum al templo donde jugaba Jordan, este año creo que aún más auténtico que ir a Maracaná, es que te compres un balón de cuero, con los dibujos de pentágono negro, look Méjico 70, y te vayas a Copacabana, a “jogar” una pachanga con los cariocas, con las porterías de palo, y que unos señores mayores con barriguita te hagan unos caños. Después os podeis ir a un chirngo con el techo de paja, y mientras los invitas a unas cervejas, enciende la grabadora, y que te cuenten historias de Garrincha, Jaizhiniho Romario, Djalminha, auténticos artístas, magos, genios entrañables que nos hicieron vivir momentos inolvidables.

    En fín, Tío Antonio, si puedes ir también a un partido de volley playa femenindo, ahí no te va a hacer falta la grabadora, pero si tienes la NIKON a mano mándanos alguna estampa…

    Un abrazo y feliz vuelta a casa.

    f./ J. Earving

  2. cholidrio dijo:

    Antoñito, déjate de hacer el tonto con tanto viaje y vuélvete pacasa pero ya o es que no me oyes

    • Nano dijo:

      Hay que ir a buscarlo, además yo lo de las garotas creo que es todo mentira, hilo dental en cartón pluma, no existen. Si existen que venga Adriano Santos con unas cuantas para aquí

  3. Nano dijo:

    ¿No te habrá abducido ninguna secta que te impida hacer fotos a las garotas?, al jefe de la tribu te lo has llevado a Río y le has puesto un hilo dental, ya te vale.

  4. Adriano Santos dijo:

    Ola Antonio Janeiro, Fiquei muito feliz em conhecer vc empleno calor do Rio de Janeiro que é o Sambodromo do Rio. Obrigado por gosta de meu pais. Eu lhe desejo muito sucesso em seu restaurante na Espanha. e espero um dia conhecer seu pais e claro o seu restaurante. muita saude para vc e sua familia.

    Adriano Santos

    • Pepiño dijo:

      Muchas gracias Adriano, ya estan colgadas las fotos, y veras que hay una de ti y tu chica. Es una lastima que no me pueda quedar en los carnavales, pero algún día volveré a visitar tu país en las fechas da meihor fiesta do mundo. Moito obrigado

  5. Pepe Doce dijo:

    Aun cuando no he efectuado comentarios, si estoy cumpliendo con mi ocupación de ciberacompañante. Me ratifico, cada día lo cuentas mejor e insisto, no digo que pasado mañana, pues aun te quedan muchas singladuras, pero si tendrás y con este estilo tuyo, que escribir un libro con todas estas gratas y algunas, muy pocas, menos gratas expriencias. Será un legado de su padre para Carmen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s